Juntos hacemos el milagro
Web de la Compañia de Jesús en salamanca (PAL)
YouTube Twitter Facebook Instagram

30168090 1830754516976020 818467201847287021 o

Queridos amigos:

Desde la retaguardia, lugar imprescindible para el sostenimiento de cualquier tarea , os escribo sacando letras del el hondón del alma, agradecido por los años que pasé entre vosotros.

No puedo asistir a la celebración del 50 aniversario del Milagro. Me hubiera gustado. Pero estaré muy presente en la misa universal que desde la capilla de mi comunidad me unirá a todos vosotros.

Incluso hasta escucharé la canción “Déjame Señor poner sobre tus huella mis pies”. Y comprenderé de nuevo que , como todos los jueves Santo de mis Pascuas en el Milagro, el Señor no quiere que vaya delante sino detrás, o al menos abrazado a Él como tanto me gustaba hacer, lentamente , en la procesión hacia el monumento rodeado de mi gente, es decir de vosotros. Abriendo un pequeño pasillo porque todos vosotros querías estar cerca del Señor en la sobremesa procesional de la cena del amor del jueves Santo. Paso a paso, despacio, sintiendo y gustando …

¡ Que feliz fui , Señor en el Milagro¡ Cuanto bien recibí de parte de Dios a través de tantísima gente buena…

Llegué lleno de sueños. Cautivado por la forma de vivir la fe en esa ( ya para siempre) mi parroquia. Creativa, participativa, alegre, comprometida, jesuitica y diocesana a la vez, social y comprometida, abierta, acogedora y universal… haciendo verdad el cartel en las salas de abajo que me costó mucho borrar por mor de algunas de las pocas obras que me tocó emprender ( jeje) . El cartel decía “Mirad como se aman”

Acompañé, recé, reí, lloré..hasta alguna vez me imaginé tendido exhausto en el patio del Milagro porque mis fuerzas ya no daban para más…y pensando que esa era una bonita forma de entregar mi vida definitivamente a Dios.

E Ignacio de Loyola siempre empujándome a mayor servicio y gloria de Dios. El “magis” ignaciano tiene mucho de deseos de soñar siempre. Porque siempre habrá posibilidades de amar más. Siempre. Y esa exigencia del amor y de la fe prolongada en la justicia , tiraba mucho de mi cuando veía a tanta gente entregada en la parroquia: . Jovenes, niños, ancianos, adultos, grupos …; , desde una conciencia social clara y comprometida ( tuvimos incuso un local en el barrio para chavales dificiles y ayudamos a nacer al GAS, creando incluso un convenio con Caritas que hoy son nuestros vecinos ) , desde un deseo de crecer siempre en lo espiritual, (esas ofertas de ejercicios y otras de la espiritualidad ignaciana ) desde la necesidad espontánea de vivirlo en las celebraciones siempre contagiosas, desde el deseo de hacer de nuestra casa un presencia fuera del barrio y fuera de Salamanca ( Santiago, Castro Urdiales, Granada etc ) … Y si para ser acogedora habría que estirar o mover paredes , pues allí estábamos imaginando siempre posibilidades.

Lo que hice fue solo posible gracias a la gente ( ya hablábamos de la gente antes de esta palabra se pudiera de moda) y a compañeros jesuitas ejemplares : Santiago, Ullan, Candido, Chencho, el inefable Arturo y tantos otros . Y a nuestra obras hermanas: Colegio san Estanislao , Colegio Menor, la Casona con tanto jesuita que colaboró con nosotros , el Terceronado, y el alegre e ilusionado Juniorado a quien tanto debe el Milagro

No sé donde leí que “el derecho de soñar no figura entre los treinta derechos humanos que las Naciones Unidas proclamaron a fines de 1948. Pero si no fuera por él, y por las aguas que da de beber, los demás derechos se morirían de sed.” Pues algo así viví en el Milagro : la posibilidad de vivir en una parroquia que siempre soñaba… y sus sueños tiraban de ella . Por esa capacidad de soñar ( que el P. Basabe supo cuajar en el Milagro) que deseo no perdáis nunca, mucha gente se ofrecía desde el compromiso, desde la oración e incluso desde la participación pasiva…

Soñar, siempre soñar , para que todo lo que Dios quiera de nosotros sea posible ofreciéndolo todo. Colocando a los pobres en el centro, como imán que tira de nosotros de manera imprescindible

Termino, no siendo que me llamen la atención (¡ con razón ¡ ) una vez más por alargarme…

Desde Madrid, superando poco a poco una enfermedad larga y tediosa, y por lo tanto unido a todos los que no hayan podido estar presentes y lo hubieran deseado, ( Que mejor compañía podría tener¡ ) recibid mi abrazo agradecido

Haciendo mío el texto del Ladrillo de Michael Quoist con el que termino :

EL LADRILLO

El albañil posaba el ladrillo en un lecho de cemento, con un gesto preciso de su llana, le ponía una manta de cemento y, sin pedirle permiso tendía otro ladrillo encima.

A ojos vistas crecían los cimientos y la casa iba levantándose, alta y segura, para cobijo de los hombres.

Pensé, Señor, en el pobre ladrillo enterrado en la noche al pie del muro.

Nadie lo verá más, pero él cumple allí su oficio de sostener a los demás.

Señor, ¿qué importa que yo esté en la cima de la casa o en los cimientos, con tal de que te sea fiel, quieto en mi sitio, en su obra?

Os quiero

Jose Luis Pinilla Martin S.j

Diciembre 2018
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
elmilagrosj El grupo Miradas Cristianos LGTBIH se reúne esta tarde a las 20:45
elmilagrosj ¿Recuerdas cuando te uniste a Twitter? ¡Yo sí! #MiAniversarioDeTwitter https://t.co/5mBN7oKQYQ
elmilagrosj Un espacio para el encuentro con el Señor. Todos los miércoles a de 20:45 a 21:15 https://t.co/RPH1bdcasB #oración https://t.co/mkilLd8PLt